¿Cómo darse de baja en una compañía telefónica?

Cuando nos queremos dar de baja en un servicio de telefonía todos son problemas y el procedimiento tarda más de lo previsto. Sin embargo, cuando queremos darnos de alta en alguna compañía ocurre todo lo contrario, te dan de alta en menos de lo que esperas, de forma cómoda y sin ningún problema.

Este post va a estar dirigido para aquellas personas que se encuentran en situación de querer darse de baja y no pueden y necesitan algunos consejos para guiar sus pasos. Cuando no estás contento con una compañía y quieras contratar a otra porque se ajusta más a tus gustos no tengas problemas para el cambio.
Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de comenzar un proceso de baja es comprobar si tenemos con la compañía actual un contrato de permanencia. Si tuviéramos ese contrato de permanencia, tendríamos una penalización si nos damos de baja o solicitamos un cambio a otra compañía y tenemos que estar seguros de querer hacer frente a ese pago o esperarnos a que se acabe la permanencia, pero si no tenemos ese contrato no pueden ponernos ningún problema.

También es muy importante tener en cuenta cuáles son los plazos que estipula la compañía para atender la solicitud de baja, que en el caso que estamos viendo de compañías telefónicas, el plazo estipulado suele ser alrededor dos días.
Tampoco hay que olvidar los servicios que tenemos contratados con esa compañía, ya que sólo te darán de baja expresamente de los servicios que hayas nombrado, es decir, si tienes contratado Televisión, Internet y Fijo sólo te darán de baja de aquellos servicios que digas expresamente, los demás servicios te los seguirán cobrando.
Otro aspecto a tener en cuenta, es si se quiere o no mantener el número actual,  que es opcional ya que depende de si el usuario está interesado en mantener el número o no. Para los interesados en mantener el número ninguna compañía se puede negar, esto se debe a que existe una ley que obliga a las operadoras a ocuparse ellas mismas de la portabilidad del número. Actualmente, la portabilidad tarda alrededor de un día o dos dependiendo del servicio que quieras dar de baja, este plazo se irá ampliando conforme los servicios sean más complejos.

Los pasos que recomendamos a seguir para darte de baja de una compañía son los siguientes:

  1. Enviar un burofax o carta a la compañía explicando el motivo de la baja.
  2. Si no tenemos respuesta en un plazo de 15 o 20 días, debemos volver a contactar con el operador y reclamarle que quieres la cancelación de los servicios contratados.
  3. Si después de los dos pasos anteriores no obtenemos respuesta ya tenemos la opción de dirigirnos a ciertos organismos de ayuda al consumidor para que nos aconsejen y ayuden con el proceso de reclamación. Estos organismos de apoyo al consumidor pueden ser, por ejemplo, la Organización de Consumidores y Usuacios (OCU) y la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

Además de seguir estos tres pasos, recordad que es aconsejable tener en cuenta todos los aspectos nombrados anteriormente respecto si tienes contrato de permanencia,  cuáles son los servicios que quieres dar de baja, entre otros.

Por último, comentar que es muy importante que no enviéis un fax para el motivo de baja, que es mejor el envío de un burofax ya que a parte de la copia certificada tienes un acuse de recibo y aviso de servicio, para tener toda la información respecto el envío por si nos ponen problemas a la hora del proceso de baja.

1 comentario sobre “¿Cómo darse de baja en una compañía telefónica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *